Belleza

MAQUILLAJE mate, luminoso o satinado

Seguro que muchas veces me has oído hablar de los diferentes tipos de maquillaje, de cómo eliminar brillos, de que ahora se llevan más los tonos satinados, que en Verano quedan mejor los mates, que un poco de luz por allí o por acá, pero puedo estar generando algún lío con tanto tipo de maquillaje que hoy pienso solucionar.

MAQUILLAJE mate, luminoso o satinado

Y es que elegir entre un maquillaje satinado, luminoso o brillante en ocasiones puede crear un gran desconcierto a la hora de escoger adecuadamente nuestros cosméticos.

Cada vez hay menos mujeres que apuestan por el maquillaje brillante y es que es de lo más normal, porque no favorece para nada, fijaos en el caso de la Baronesa Thyssen!! Es como si se pasara el día sudando a mares, y resulta que no, es que a ella le gustan tanto los brillos en su rostro que parece pasarse el día comiendo latas de atún como los gatitos… Y es que el maquillaje de esta mujer es el peor que he visto en años!

MAQUILLAJE mate, luminoso o satinado

En la actualidad los brillos que se llevan son los destellos con purpurina para iluminar la mirada, los puntos de luz en sombras, coloretes y labiales, pero que nunca le den un aspecto graso a la piel.

Cuando en algún momento os hablo de brillos, siempre me estoy refiriendo al exceso de grasa en el rostro, cosa que gracias a las últimas novedades en cosmética, podemos regular con productos matificantes. Seguro que recordáis la frase típica de muchas famosas en películas diciendo “voy a empolvarme la nariz”, pues se refieren a usar unos polvos matificantes para eliminar el exceso de brillo de la peligrosa zona “T”.

Una vez que creo haberos convencido de que una base de maquillaje brillante no se lleva, que atrae las miradas a las arrugas como moscas a la miel, y que acentúa todos nuestros defectos, voy a pasar a hablaros de los otros dos tipos de maquillajes.

MAQUILLAJE mate, luminoso o satinado

Ultimamente se habla mucho de la piel luminosa, eso no quiere decir que tenga brillos por todas partes, no lo confundas, el maquillaje luminoso tiene como objetivo darle al cutis la apariencia sana y fresca que tienen las pieles más jóvenes, y además de usar productos iluminadores de los que os he hablado en otra ocasión extensamente, también unos buenos ayudantes son exfoliar la piel una o dos veces a la semana, hidratarla y librarla de imperfecciones.

Para crear un maquillaje luminoso debes pensar que tu piel es un espejo, hay una ley de óptica que dice que sobre una base con irregularidades la luz no se refleja bien, pues aplica esta ley sobre tu rostro.

La piel deberá estar pulida y uniforme y, como ya te he dicho, la clave está en la exfoliación, primero elimina las capas de células muertas que obstruyen los poros y después hidrátala. Un truco para lograr un maquillaje luminoso es esperar a que la piel absorba bien la hidratante porque si no lo haces puedes correr el riesgo de que aparezcan bolitas antiestéticas. Espera unos minutos y de este modo evitarás el exceso de productos.

Como ya sabes tu rostro no es plano, tiene volúmenes que puedes aprovechar para captar la luz natural, lo ideal es crear un punto más claro en la zona “T” ( frente, nariz y barbilla) y debajo de los ojos. Si no tienes un iluminador no te preocupes, esto lo puedes con una base de maquillaje un tono más clara. Una vez que hayas creado esta línea, difumínala para que no se note el corte con la más oscura.

MAQUILLAJE mate, luminoso o satinado

Para lograr un maquillaje satinado lo ideal es que apuestes por texturas cremosas, usa las texturas en polvo solo para matizar zonas con brillos, y apuesta por un blush cremoso para darle un toque de luz a la piel. Opta por los tonos fresa y notarás como si por el toque de una varita mágica, tus mejillas recobraran un tono saludable y natural.

Debes pensar que, el colorete, a diferencia por ejemplo de los polvos de sol, no sirve para esculpir, por eso no hay que usarlo en los pómulos, sino en las mejillas. Para hacerlo correctamente colócate delante de un espejo y sonríe, ahora marca con un pequeño toque la zona que sea más prominente.

Ponte un poco de máscara de pestañas en la parte superior de estas, porque si también la pones en las inferiores, al cabo de un buen rato, puede ensuciar las ojeras y acentuarlas.

Apuesta por tonos nude en los párpados, recuerda que este maquillaje siempre apuesta por la sencillez y la naturalidad.

Opta por usar un gloss muy luminoso con textura transparente y jugosa y con colores frescos (los fresas y colores con un toque ácido son ideales)..

El maquillaje mate  se caracteriza por ser suave y uniforme. Para lograrlo, lo ideal es usar una base mate sobre nuestro rostro. Cuidado con este maquillaje porque depende en gran medida de tu tipo de piel. No es recomendable en pieles secas porque dan una apariencia acartonada.

El maquillaje mate es ideal para crear un look minimalista pero extremo, la boca se suele matizar con polvos traslúcidos y los ojos aparecen en tonalidades nude mate, aunque también puedes apostar por rojos intensos para las noches de fiesta. Para que tu mirada se vea más alegre, puedes darle un toque con sombra champán en el lagrimal. Para lograr que este maquillaje no sea tan duro, puedes dibujar tu mejilla con un colorete en tono melocotón, de este modo lograrás un beauty look natural y naïf al mismo tiempo.

En el maquillaje satinado o nacarado, los productos suelen desprender unos destellos que varían en la intensidad al recibir la luz ya sea natural o artificial.

Este tipo de maquillaje es la última tendencia y las marcas de cosmética nos ofrecen gloss, sombras nacaradas e incluso bases de color satinadas que realzan y dan una mayor luminosidad al rostro.

Da igual cual sea tu maquillaje preferido, porque también puedes arriesgar y combinar unos con otros,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: